Mi mujer y yo contrajimos matrimonio en régimen de gananciales en 1.998, si bien cinco años más tarde modificamos nuestro régimen matrimonial por el de separación de bienes. Si vendemos nuestra casa este año, ¿desde cuándo hay que computar la adquisición a los efectos de la plusvalía?

En buena técnica tributaria, la liquidación de la sociedad de gananciales no constituye un hecho imponible del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (antigua plusvalía), por lo que el período generado se inicia al momento de la adquisición inicial para la sociedad de gananciales y hasta la fecha en la que se produzca la transmisión a un tercero, sin tener relevancia jurídica a estos efectos el cambio de régimen económico matrimonial.

He comprado una vivienda por 200.000 euros, pero el valor catastral del I.B.I. refleja sólo 150.000 euros. ¿Qué valor tengo que aplicar en el Impuesto sobre el Patrimonio?

De conformidad con lo establecido legalmente, el inmueble se valorará siempre por el valor superior de los tres siguientes: valor catastral, valor comprobado por la Administración a efectos de otros tributos y el precio de la compraventa. Por ello, dado que el valor catastral es inferior, siempre que el valor comprobado por la Administración no fuera superior al precio de la compraventa, sería este último el aplicable para valorar el bien a efectos de Impuesto sobre el Patrimonio.

La semana que viene voy a ir a la Notaria porque voy a vender mi piso del Paseo de la Castellana de Madrid. Me ha llamado el comprador y me ha dicho que me quiere retener del precio la cantidad necesaria para pagar la plusvalía y que lo pagará él para que le dejen inscribir la compra en el Registro de la Propiedad ¿es esto cierto?

La Disposición Adicional Sexta de la Ley 22/2006, de 4 de Julio de Capitalidad y Régimen Especial de Madrid establece que el Registro de la Propiedad no practicará la inscripción correspondiente de ningún documento que contenga acto o contrato determinante de las obligaciones tributarias por el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (antigua plusvalía) en el Ayuntamiento de Madrid, sin que se acredite previamente haber presentado la autoliquidación o, en su caso, la correspondiente declaración o comunicación. En consecuencia, no sería imprescindible practicar una retención en el precio, bastando que el comprador realice una comunicación, toda vez que lo que se busca es la coordinación con la Hacienda Municipal.


¿Puedo deducirme en la declaración de la renta la cantidad que pago al Ayuntamiento por el I.B.I. de mi vivienda?

La Ley considera a los tributos gastos deducibles cuando cumplan dos requisitos: (i) que tenga incidencia sobre los bienes que los producen y (ii) que no tengan carácter sancionador. Dado que el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (I.B.I.) cumple ambos requisitos, sus cuotas podrán incluirse como gastos deducibles en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (I.R.P.F.).


La casa en la que vivo actualmente me ha sido cedida en usufructo, y quisiera abrir una cuenta vivienda para adquirir un piso propio porque el usufructo es limitado. ¿Hay algún problema?

Las cantidades depositadas en una cuenta ahorro vivienda se pueden invertir para la adquisición de un inmueble destinado a vivienda habitual si, al margen de cumplir todos los requisitos previstos legalmente, no se ha ostentado el pleno dominio de la vivienda que se ha habitado previamente. En consecuencia, cabría aplicar la deducción por cantidades depositadas en la cuenta ahorro vivienda.

En los dos últimos ejercicios he venido deduciendo las cuotas por la adquisición de la vivienda habitual, pero he tenido que cambiar de casa por motivos de trabajo. ¿Debo devolver las cuotas deducidas?

En principio, la norma otorga el carácter de habitual a la vivienda en la que se permanezca por un periodo mínimo de tres años, si bien podría considerarse un espacio de tiempo inferior en el supuesto de que concurran una serie de causas justificadas previstas legalmente, entre ellas, el traslado obligatorio o voluntario a un municipio distinto por motivos de trabajo. En consecuencia, no habría que reintegrar las cantidades deducidas por este concepto.

Soy Presidente de una Comunidad de Propietarios que ha alquilado parte de la terraza para instalar un anuncio luminoso, por lo que se nos paga una cantidad. ¿Esa cantidad tributa?

Efectivamente, la Dirección General de Tributos entiende esa ganancia como un rendimiento de capital inmobiliario a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (I.R.P.F.), y está sujeto a retención, que se aplica a cada comunero en función de la participación que tenga del total del inmueble.

En estos casos, previamente, la Comunidad de Propietarios debe presentar la declaración censal de alta en Hacienda, en la que conste que se van a percibir cantidades en concepto de I.V.A. y se van a retener cantidades y, en consecuencia, trimestralmente deberá presentar las liquidaciones de I.V.A. correspondientes.

Acabo de heredar el piso de mis padres y aún está gravado con a una hipoteca. ¿Debo pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones por el valor total del piso?

En las transmisiones mortis causa, la regulación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones establece que la base imponible de los bienes inmuebles es su valor neto, entendiendo como tal el valor real minorado en las cargas y deudas deducibles. Si bien la hipoteca propiamente no se considera una carga desde el punto de vista fiscal, sí tiene esa consideración la deuda que garantiza la misma, cuando conste en documento público. En consecuencia, el impuesto habrá de pagarse calculado sobre el valor del piso menos el importe del préstamo hipotecario que queda pendiente de pago.

Soy propietario de un local de oficinas que he arrendado pactando que los gastos de comunidad y las cuotas de IBI las pague el arrendatario. ¿Están sujetas esas cantidades al IVA junto con la renta?

Desde el momento que sean exigibles, ambos conceptos forman parte de la base imponible correspondiente al arrendamiento, puesto que se devengan por el hecho de tener arrendado el local. Por consiguiente, al hacer la declaración del IVA deberá incluir todas las cantidades recibidas por el alquiler del local.

He adquirido mi primera vivienda mediante escritura pública. Sé que tengo que pasarla por Hacienda para pagar los impuestos, y por el Registro de la Propiedad para que lo inscriban ¿qué hago primero?

Primero deberán pagarse los impuestos que, según el caso, corresponda, para después solicitar la inscripción en el Registro de la Propiedad; pues el Registro denegará la inscripción si no se acredita el pago de los impuestos preceptivos. No obstante, conviene hacer un asiento de presentación mientras se gestiona el pago de los impuestos.

Recientemente he adquirido un solar para construir un inmueble y quisiera saber si debo pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles, aunque no esté nada construido aún.

La legislación sobre el catastro inmobiliario clasifica como bienes inmuebles urbanos el suelo clasificado como urbano por el planeamiento urbanístico, así como el que tenga condición de urbanizable, o el que esté transformado por contar con acceso rodado, abastecimiento de aguas o suministro de energía eléctrica. En conclusión, si es propietario de un solar donde se pueda construir, debe pagar del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Acabo de adquirir una Vivienda de Protección Oficial y quisiera saber si existe algún tipo de ventaja fiscal previsto

En la actualidad los actos y contratos relacionados con las Viviendas de Protección Oficial que se formalicen en Escritura pública están exentos en cuanto al gravamen de Actos Jurídicos Documentados cuando se cumplan los requisitos señalados por la Ley para este tipo de viviendas.

La exención se mantiene tanto para primeras adquisiciones como para posteriores transmisiones, siempre que mantenga su régimen de protección oficial.


Más preguntas acerca de:

Arrendamientos
Urbanos
Com.
Propietarios
Fiscalidad
inmobiliaria
Urbanismo Registral Construcción Medio Ambiente

 

Aviso legal © abascal asociados abogados s.l. 2007